Aquí también estamos

Glosario actualizado el 17/11/2019

Inventores de videojuegos (1era entrega)

A mediados de los años 80's se empezaron a poner los pilares del género que resultaría el más popular y jugado hasta bien entrados los 90's: las aventuras gráficas.
Roberta Williams, fundadora de Sierra, fue la encargada de dictar las reglas de este modelo de juegos a través de la saga King's Quest.
Todo eso de mezclar objetos para lograr un artefacto con propiedades nuevas, hablar con todos los personajes para ver si nos dan alguna pista, escudriñar hasta el último píxel del escenario en busca de ítems escondidos y demás características eternas de las aventuras gráficas, fueron producto de la imaginación portentosa de esta mujer.

King's Quest V

Sierra, por esos últimos años de la década de los 80's, era un hervidero de creadores y artistas curiosos que se acercaban al mundo del videojuego; también trabajó allí Jane Jensen, artífice de las aventuras de Gabriel Knight, y vieron la luz otras sagas que aprovecharon el apellido Quest para medrar comercialmente (Space Quest es un ejemplo). Pero fue Roberta la que encandiló al público con una saga que, aparte de contar con unos magníficos guiones, aprovechaba como ninguna otra los últimos avances en hardware para lograr unos resultados gráficos espectaculares para la época.

Cuando apareció King's Quest V con sus flamantes gráficos en 256 colores fue como pasar de la televisión de blanco y negro a la de color; máxime teniendo en cuenta que el primer King's Quest, que vio la luz en el año 1984, constaba de una paleta gráfica con la «alucinante» cantidad de 16 colores y había que teclear la frase open the door, con todas sus letras, para abrir una puerta.

Llegaban los juegos de rol

Ya en los primeros tiempos de los ordenadores Spectrum empezaron a programarse juegos de rol por parte de algunos pioneros y Richard Garriott estaba entre ellos. En esos heroicos tiempos, los juegos eran firmados por una sola persona y vendidos por correo.

Ultima VII: The Black Gate

Aparte de su Akalabeth, Garriott trabajó en 1980 en el primer juego de la serie Ultima que se denominó Ultima: The First Age of Darkness. Este título no tenía nada que ver con el rol pero, poco a poco, los títulos posteriores empezaron a tallar las reglas del género. La primera secuela llegaría en el 82 con Ultima II: The Revenge of the Enchantress, pero no se diferenciaba mucho de su antecesor. En el tercero, Ultima III: Exodus, de 1983 (fecha en la que se fundó el sello Origin), se manejaba un grupo de aventureros y se introdujo por primera vez un sistema de conjuros. Nace Britannia y el rol propiamente dicho.
Las siguientes entregas, hasta Ultima VI, profundizan en la historia de Britannia y de su rey, Lord British (conocido alter ego de Richard Garriott), se introduce más complejidad en el juego y se mejora la calidad gráfica. Todo ello desemboca en el que, a juicio de muchos, es la obra cumbre de Garriott, Ultima VII: The Black Gate (1992) y sus secuelas Forge of Virtue, Serpent Isle y The Silver Seed.

Un programador adelantado

El mundo de Britannia se torna en gigantesco. El octavo de la serie fue subtitulado Pagan y decepcionó a algunos fans, pero el final para Garriott llegó con Ultima IX Ascension, el primero en tres dimensiones reales y cuya calidad gráfica no pudo soslayar las múltiples críticas ocasionadas por sus bugs.
Pero Garriott es mucho más; también son suyos los dos Ultima Underworld (1991 y 1992). El primero, Ultima Underworld: The Stygian Abyss (producido por Warren Spector), siendo el primer juego de tres dimensiones con perspectiva en primera persona de la historia. Mención aparte merece el que fue el primer mundo persistente en Internet: Ultima Online.
Richard Garriott siempre ha ido un paso por delante.

Piloteando naves

Wing Commander

En 1990 nacía la saga Wing Commander y ya nada volvió a ser lo mismo en el firmamento. Pilotar un caza espacial era lo que nos proponía Chris Roberts; todos los simuladores de naves estelares que siguieron a éste, copian los cánones clásicos que estableció aquel juego.
Wing Commander tiene, además, el honor de ser el primer juego arcade que establecía escenas cinemáticas de vídeo entre misión y misión, lo que hizo que la inmersión del usuario en la historia fuese extrema. También introdujo un argumento no lineal: las conversaciones y acontecimientos variaban según lo que hubiésemos hecho en la misión precedente.

Chris Roberts nunca ha dejado de programar juegos dentro del subgénero que fundó. Prueba de ello es su trabajo, que se llamó Freelancer, una auténtica aventura espacial en la que nos meteremos de lleno en la piel de un piloto de naves estelares. Y es que el señor Roberts siempre ha buscado que nos sintiésemos en la cabina de un caza como en nuestra propia casa.

Más aventuras gráficas

En el año 90, hubo una compañía que llevaría al género de las aventuras gráficas a cotas que nunca han sido sobrepasadas por títulos posteriores. Se trata de: LucasArts.
George Lucas, bien conocido por su inigualable epopeya de La Guerra de las Galaxias, siempre fue un visionario; por eso, enseguida vio la proyección de futuro de los videojuegos y, dentro de su grupo de empresas, fundó una división dedicada al software lúdico. Sin embargo, él nunca se ocupó de dirigir y supervisar los títulos que creaba su compañía, más bien fue un socio capitalista.

The Secret of Monkey Island

El verdadero cerebro de la sociedad fue Ron Gilbert, un programador que hizo sus primeros pinitos con Maniac Mansion y se doctoró con los dos primeros Monkey Island e Indiana Jones y la Última Cruzada. También trabajó allí Tim Shafer, autor de Day of the Tentacle y Grim Fandango, y el creador de Loom, Brian Moriarty.
Pero Ron Gilbert fue el responsable directo de un buen número de adicciones a este nuevo fenómeno de masas que eran los juegos de ordenador.

Que The Secret of Monkey Island (el primero de la serie) sea uno de los juegos más recordados y comentados, no era nada extraño. Marcó a una generación de jugadores de PC (que además era la primera) que se ha pasado la vida buscando un juego de parecidas características, aunque los más similares en calidad, imaginación y sentido del humor serían sus propias secuelas.

Ver también

En el glosario: GuiónJuego de estrategiaJuego de rolJuego on-lineJugabilidadVideojuego.

En videojuegos: Inventores de videojuegos (2da entrega)Inventores de videojuegos (3era entrega).

Más contenidoMás contenido

Apartados: ¿Cómo surge una idea?¿Existe la seguridad absoluta?El auge de las redes socialesEntrevista laboral: cualquier cosa te llamamosPython, el lenguaje a aprenderSiempre un traductor profesionalSobre encuestas y formularios onlineUna cursada diferente

Historias: Acerca de paquetes ofimáticosEl MP3Evolución de la informáticaAppleGoogleLinuxMicrosoftNavegadores de InternetSurgimiento de la criptografía

Virus/gusanos: CIHHappy99ILoveYouLife StagesMelissaTimofónicaZippedFilesInfecciones vía correo electrónicoDistintas vías de infección

Videojuegos/consolas: Evolución de los videojuegosInventores de videojuegos