Aquí también estamos

Glosario actualizado el

Ten tu red WiFi segura

La seguridad siempre es un tema a tratar cuando se habla de Internet y sobre todo si desde nuestra red doméstica accedemos a cuentas personales, bancarias o servicios varios, en donde se hace uso de dinero de manera online, se gestiona algún que otro tramite o se realizan transacciones económicas. Si la red pública es frágil, cualquiera con un poco de conocimiento en redes puede llegar a hackear los datos e información y poner en peligro nuestra red. Esto va a comprometer y abrir una puerta a piratas informáticos, lo que puede llegar a ser caótico y nocivo para los distintos dispositivos conectados a la misma. Es que cualquier terminal conectada a la red interna será asequible sin nuestro consentimiento por algún que otro usuario externo.

Los agujeros de seguridad, están relacionados con vulnerabilidades del sistema que pueden hacerle objeto de ataques. Cualquier ordenador o dispositivo conectado a Internet emplea una serie de puertos con unos protocolos determinados para utilizar los servicios que ofrece la red: web, FTP, correo electrónico... Estos protocolos no están exentos de bugs que dejan acceso libre a crackers y/o hackers, los cuales se amparan en el anonimato que proporciona la red para controlar las máquinas ajenas y ocasionar un gran desconcierto modificando datos como valores en cuentas de bancos u otro tipo de perjuicios.
Los piratas informáticos aprovechan esta clase de aberturas de seguridad para entrar en los sistemas propagando virus, gusanos que recaban información o simplemente por pura diversión.
La seguridad de los programas o de Internet siempre ha estado en entredicho, por la existencia de backdoors (puertas traseras) que los programadores dejan para acceder al sistema.

Accediendo a la configuración del módem/router

Algunos usuarios no son conscientes de los riesgos o no conocen las opciones de seguridad de las que disponen. Muchos suelen dejar por defecto, esto es a como viene de fábrica, los datos del módem. Quizás no sabiendo o entendiendo que eso se puede cambiar, o bien, porque no lo encuentran como algo relevante a manipular. Entonces, ahí puede verse de manera pública un nombre genérico de la red inalámbrica (el llamado SSID, Identificador de Conjunto de Servicio) y el cuál ya posee además, para permitir su acceso, una clave que jamás fue editada.
De aquí la importancia de cambiar la contraseña de nuestra red WiFi accediendo para esto a la configuración del módem. Puedes ver un artículo completo de cómo realizarlo para la empresa megacable. Allí encontrarás un interesante tutorial paso a paso para diferentes marcas y modelos de uso común. Asimismo, conseguirás ver las diversas maneras de acceder a la configuración del módem, para luego modificar el nombre del SSID y la contraseña de la red inalámbrica. Lo atrayente, es que esto no conlleva ningún inconveniente. Se hace de forma sencilla y, al mismo tiempo, por lo general, los pasos o el modo de realizarlo es siempre de la misma manera, lo que sin duda te resultará de gran ayuda.

Actualización y fortaleza de la clave wifi

Aunque una conexión a Internet doméstica está preservada con un firewall, software antivirus y otras alternativas similares, un ordenador no invitado dentro del alcance puede unirse libremente a una red inalámbrica sin protección. Esto provocaría una serie de problemas de seguridad.

Constantemente es aconsejable ir cambiando las diversas contraseñas que usamos en los distintos servicios. No menos trascendente resulta efectuar lo mismo con la red inalámbrica de nuestra oficina o domicilio. Esto impedirá cualquier tipo de acceso no autorizado. También hay que señalar la importancia de una contraseña segura y fuerte de quebrar. Aquí hay que olvidarse de utilizar nombres, apodos o fechas festivas. Si bien es de fácil de recordar y resulta más ameno, es el mejor aliado de los piratas y nuestro peor enemigo. Lo que siempre se dice y recomienda en estos casos es hacer uso de una mezcla de letras, números y signos. Crear una clave con una combinación de estos caracteres y principalmente si se cambia de manera frecuente, es la mejor forma y respaldo que tenemos de que la red inalámbrica sea difícil de quebrantar.
En conclusión, haciendo estos pequeños pero importantes cambios, nuestros datos e información quedarán siempre cubiertos y sin problemas de ser atrapados por usuarios ajenos a nuestra red inalámbrica.

Ver también

En el glosario: BackdoorClave de accesoContraseñaCortafuegoMODEMHackerRedesRouterSSIDWiFi.

Más contenidoMás contenido

Apartados: ¿Cómo surge una idea?¿Existe la seguridad absoluta?Consejos en la ergonomía informáticaEl auge de las redes socialesEntrevista laboral: cualquier cosa te llamamosHerramientas de respaldo y recuperación de archivosPython, el lenguaje a aprenderSiempre un traductor profesionalSobre encuestas y formularios onlineUna cursada diferente


Virus/gusanos: El origen de los virusCIHILoveYouLife StagesMelissaTimofónicaZippedFilesInfecciones vía correo electrónicoDistintas vías de infección


Historias: Acerca de paquetes ofimáticosEl CDEl MP3Evolución de la informáticaAppleGoogleLinuxMicrosoftNavegadores de InternetRedes neuronales artificialesSurgimiento de la criptografía


Videojuegos/consolas: Evolución de los videojuegosInventores de videojuegos