Seguinos

Glosario actualizado el 25/04/2017

Un 25 de abril de 1874...

Guglielmo MarconiNacía Guglielmo (Guillermo) Marconi (Bolonia, 1874 – Roma, 1937), inventor e ingeniero italiano.
Marconi provenía de una familia acomodada, hijo de padre italiano (Giuseppe Marconi) y madre irlandesa (Annie Jameson). Toda su educación la recibió de sus tutores y en instituciones de enseñanza privada. Adquirió sus primeras nociones de física y química con el profesor Vincenzo Rosa. Posteriormente no pasó el examen de ingreso en la Universidad de Bolonia y decidió proseguir los estudios científicos por su cuenta.
A temprana edad mostró gran afición por los aparatos de la física y la electricidad, lo que lo llevaría a convertirse en el ingeniero electrotécnico e inventor italiano más importante.

Entrando en materia

Augusto Righi de la Universidad de Bolonia, le enseñó su laboratorio y le dio a conocer los fundamentos de la propagación de las ondas electromagnéticas. Después continuó estudiando por su cuenta la posibilidad de aplicar tales propiedades a un sistema de telegrafía sin hilos.
Los descubrimientos de Volta, Maxwell, Hertz y Popoff le sirvieron en esa tarea. Hertz demostró que las ondas podían dirigirse; Branly creó un receptor para ellas al que Popoff dotó de un alambre vertical que aumentaba su sensibilidad.

Prueba y rechazo en su propio país

Marconi experimentaba en una propiedad de su padre, cerca de Bolonia. En esto lo ayudaba un campesino, quien se ponía con un receptor donde Guglielmo le decía, y si escuchaba la letra "S" del alfabeto Morse, que era emitida por el inventor desde otro sitio, debía agitar un pañuelo. Primero probó desde una centena de metros y fue un éxito. Luego puso el emisor y el receptor de tal manera que tenían una colina entre medio. Dio la señal de los tres puntos (letra S) y de inmediato su asistente descargó un tiro al aire (la señal de recibido había cambiado porque la colina no dejaba ver el pañuelo).
Patentó su invento el 2 de junio de 1896 (patente número 12.039) y la ofreció al gobierno de su país. Fue rechazada la oferta sin haber intentado siquiera comprobarla.

Primeras comunicaciones y nuevos inventos

Desde muy joven se interesó por los descubrimientos de Hertz sobre la transmisión por ondas, y en 1895 logró realizar transmisiones de telegrafía sin hilos; al año siguiente fundó la Compañía de Telegrafía sin Hilos Marconi, y en 1899 se transmitían las señales a través del canal de la Mancha. En diciembre de 1901 se estableció comunicación inalámbrica entre Europa (Cornwall) y América (Terranova). Gracias a sus descubrimientos se progresó muy rápidamente en todos los medios de comunicación con los barcos de alta mar y en otras muchas direcciones.

Guglielmo Marconi logró, a la edad de veinte años, convertir un experimento científico en un sistema práctico de comunicación radiotelegráfica, abriendo las puertas a inventos como la radiotelefonía y el radar, la radiodifusión y la televisión. Y lo hizo trabajando en un precario laboratorio que había organizado en el ático de la casa de campo familiar.

Premiaciones, desarrollos, cargos y muerte

En 1909 recibió el premio Nobel de Física, compartido con el inventor alemán Karl F. Braun, quién había inventado un tubo que mejoraba la transmisión inalámbrica. El trabajo de estos científicos ayudó al desarrollo de las transmisiones radiales. Marconi también fue pionero en pruebas en ondas cortas y microondas.
Escribió sobre comunicaciones técnicas; fue miembro "honoris causa" de varias universidades de todo el mundo. El rey Jorge V de Inglaterra le concedió el título honorario de Caballero de la Gran Cruz de la Orden Victoriana Real en 1914; recibió medallas como la Franklin, Albert, John Fritz (el premio más prestigioso en la ingeniería norteamericana) y John Scott; fue senador de Italia; representante diplomático en la conferencia de Versalles, y presidente de un sinnúmero de Consejos y Academias.
Guglielmo Marconi murió en Roma el 20 de julio de 1937, víctima de un ataque al corazón.

Buscando la señal

En 1910, Marconi, emprendió un largo viaje en el Princesa Mafalda con el fin de asegurar a Inglaterra la unión radiotelegráfica con cada una de las posesiones del imperio. Además quería llevar su sistema a América del Sur, y emprender nuevos experimentos con detectores de válvulas y circuitos de sintonía. Llegó a captar señales desde una distancia de 6.700 millas con longitudes de onda de más de 10.000 metros. Punta Arenas, en Argentina, fue elegida para la instalación de una estación de gran potencia. Dos años después, esta estación se utilizó para establecer una conexión con Liverpool, estableciéndose una nueva marca de transmisión: 7.300 millas.

Mientras tanto, Marconi trabajaba intensamente en busca de un sistema de seguridad de la navegación en alta mar. Episodios como el hundimiento del Republic (1901) o el Titanic (1912) hicieron que, muy pronto, los equipos de salvamento de todo el mundo así como los mercantes y todo tipo de embarcaciones decidiesen adoptar la radiotelegrafía tanto en estaciones fijas como móviles.

Prendiendo lámparas en la lejanía

En febrero de 1919, Marconi adquirió un yate, el Electra, al que se le denominó "el barco de los milagros", por los innumerables experimentos que efectuó. Uno de ellos se hizo famoso: a bordo de la nave, anclada en Génova, habló a los electrotécnicos australianos reunidos en un congreso en Sidney; al concluir su discurso, fascinó al mundo encendiendo, con aparatos especiales, 3.000 lámparas de la Municipalidad de Sidney, a 17.000 Km. de distancia.

Resumiendo sus actividades y logros

Fascinado con la idea de utilizar la radio para enviar mensajes a través del aire, creó un invento que cambiaría al mundo, al hacer posible la comunicación entre largas distancias y transformar el negocio del entretenimiento.

En 1894 Marconi hizo sonar un timbre eléctrico enviando señales de radio por la habitación.

El gobierno italiano mostro poco interés en el trabajo de este joven, lo que obligo a Marconi a desplazarse a Gran Bretaña. Allá obtuvo la primera patente de telegrafía sin hilos en 1896.

Marconi consiguió apoyo financiero y creó la Wireless Telegraph and Signal Company Ltd., en 1897, en Londres.

En 1899, tres barcos de guerra británicos fueron acondicionados con equipos de Marconi. Ese mismo año envió un mensaje sin hilos a través del Canal de la Mancha hacia Francia.

En diciembre de 1901, realiza la primera experiencia interatlántica (distancia que hasta el momento se creía imposible de salvar). La transmisión se hizo desde Poldhu, Cornualles, hasta Saint-John, Terranova.

Las ventajas que ofrece el nuevo invento se manifiestan en dos naufragios: el del Republic y el del Florida, cuyos sobrevivientes se salvaron gracias a la rápida radiocomunicación.

Durante su vida Marconi atravesó cerca de cien veces el Atlántico.

En 1903, Marconi se destinó a América del Norte en la nave Lucania, y se mantuvo siempre en contacto con su país, Italia. Con las noticias que obtenía, se imprimió, por primera vez, el "Diario de a bordo".

En 1914, un invento elaborado algunos años antes por el científico inglés Fleming, permitió a Marconi desarrollar un importante perfeccionamiento: se trataba de la válvula electrónica.

Efemérides recientes del mes de abril

Efemérides en informática   Un 25 de abril de 1874... Nacía el inventor e ingeniero italiano Guglielmo Marconi; realizó transmisiones de telegrafía sin hilos.
  Un 19 de abril de 1965... Era formulada la Ley de Moore por Gordon E. Moore.
  Un 14 de abril de 1971... Se creaba la calculadora de bolsillo.
  Un 7 de abril de 1999... Microsoft daba una nueva reencarnación del viejo código 9x, que sería desarrollada por la división de Consumo de Windows, cuyo nombre clave era Millennium.
  Un 4 de abril de 1975... Bill Gates y Paul Allen fundan la empresa informática estadounidense, Microsoft.
  Un 3 de abril de 2000... Microsoft es declarado culpable de abuso de posición dominante.

(Ver más efemérides)

Términos agregados y actualizados recientemente

» Agfacolor » Buffer de sonido tridimensional » Medio de red » Objeto

Donaciones

El valor del conocimiento lo pones tú, desde aquí.

Cita textual

No hay nada que limite más la innovación que una visión dogmática del mundo.
Sthepen Jay Gould